Contexto

EXTERNO

Este proyecto está subvencionado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) en la convocatoria de subvenciones a ONGD del año 2012. Se plantea como una continuidad del proyecto iniciado en 2011. Sin embargo, resulta difícil mantener un proceso con la mejora de la propuesta educativa, cuando la AACID no ingresa la subvención. CIC Batá inicia el proyecto en marzo de 2014, adelantando la subvención como una apuesta de la entidad por sus procesos de Educación para el desarrollo. Asimismo, Batá mantiene cierta actitud de confianza en que la AACID ingrese a lo largo de ese año. Sin embargo, todavía la AACID no ha pagado. Finalizará el periodo de ejecución del proyecto el 31 de agosto de 2015 y la AACID seguirá sin pagar.

CIC Batá vive una situación de impagos por parte de la administración pública, especialmente distintas delegaciones de la Junta de Andalucía, provocando problemas económicos en la entidad. Esta situación nunca ha afectado al desarrollo de este proyecto, pero es un contexto que asfixia el ambiente. Hemos puesto primero el proceso y las personas, antes que el dinero.

Esta propuesta se realiza en coordinación con la Red Guadalinfo del Consorcio Fernández de los Ríos, dependiente de la Junta de Andalucía. La Red Guadalinfo se sitúa como un actor aliado y de plena colaboración para poder desarrollar gran parte de las acciones en una selección de sus centros TIC (centros Guadalinfo en los municipios de menos de 20.000 habitantes y Centros de Acceso Público a Internet-CAPI, ubicados en las zonas de exclusión social de ciudades)

El hecho de supeditar la propuesta a la Red Guadalinfo genera cierta dependencia institucional en una Red que por sí misma tiene muchos proyectos, una estructura compleja y que actualmente depende, en mayor medida, de subvenciones europeas. Esta situación provoca en los dinamizadores territoriales y locales una enorme carga burocrática y de papeleo que añaden a su trabajo cotidiano en sus centros. Este contexto nos obliga a intensificar la coordinación de cara a encajar el proyecto de COMPARTE en la vida de los centros seleccionados. Pero también nos obliga a “empatizar” con los dinamizadores locales y hacerles ver las virtudes de nuestro proyecto, como un plus a su trabajo. La saturación, cansancio y falta de empatía la hemos detectado en algunos dinamizadores locales, sobre todo aquellos con perfil más tecnológico. En cambio, los dinamizadores con perfil educador nos han abierto las puertas de sus centros y nos han facilitado el trabajo, sobre todo a la hora de identificar grupos de personas participantes en los talleres, horarios y desarrollo de las sesiones.

Asimismo, hemos detectado que los intereses y prioridades de la Red Guadalinfo se han visto modificadas por las subvenciones que recibe de la Unión Europea. Si bien hace tres años, la educación en valores y la solidaridad permeaban en el plan de actuación de esta Red, en la actualidad prima todo lo que tiene que ver con la mejora de la empleabilidad, emprendimiento y, por supuesto, uso de las TIC (Internet, redes sociales) Este hecho nos ha podido influir a la hora de no cerrar grupos en algunos centros Guadalinfo. Si los dinamizadores no comprendían cómo el proyecto de COMPARTE se centraba en el papel y uso de Internet para la solidaridad y el activismo ciudadano, rechazaban cualquier acción de presentación o taller del proyecto.

Es importante señalar que a mediados de mayo de 2014 hubo un cambio en la dirección del Consorcio Fernando de los Ríos, un hecho que retrasó la actualización del convenio suscrito entre esta institución y CIC Batá en 2012 para desarrollar el proyecto. Esta renovación era fundamental porque entendíamos que era la llave para acceder a los centros Guadalinfo. Hasta noviembre de 2014 no se renovó el convenio, retrasando por tanto todos los mecanismos de coordinación, identificación de centros, formación a dinamizadores locales, coordinación con centros específicos e inicio de talleres.

Durante 2015, especialmente en los meses de mayo y junio de 2015, hemos sufrido la incertidumbre de la sostenibilidad de muchos centros Guadalinfo y CAPI, que por motivos de órdenes de incentivo y convocatorias de subvenciones, han tenido que cerrar porque la subvención finalizaba. Esta situación también nos ha influido de alguna manera a la hora de poder desarrollar los talleres en algunos centros.



Otro de los actores que CIC Batá había propuesto en la formulación del proyecto para la coordinación institucional ha sido el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) a través de sus Centros de Información Municipal de la Mujer (CIMM). CIC Batá había hecho un mal diagnóstico al pensar que estos CIMM contaban con salas de informática. De hecho, los CIMM suelen acudir a los centros Guadalinfo para desarrollar las acciones formativas en TIC. Además, la falta de financiación también influye en este tipo de recursos, que van perdiendo subvenciones y ayudas, no solo de personal sino de infraestructura. Así que tras varios intentos de coordinación con la delegación central del IAM en Sevilla de cara a identificar grupos de asociaciones de mujeres como participantes activas de los talleres, se puede constatar que no ha funcionado. Sin embargo, la propuesta de COMPARTE sí ha encajado desde una coordinación más directa, sin pasar por la dirección central del IAM, con algunos CIMM, federaciones de asociaciones de mujeres, técnicas de igualdad y sobre todo las dinamizadoras de Guadalinfo.

Por tanto, así como con la Red Guadalinfo sí hemos necesitado un convenio para coordinar todas las acciones educativas, con el IAM no hemos necesitado ese “visto bueno” para articularnos con asociaciones de mujeres. En este sentido, ha sido clave el papel de muchas dinamizadoras de centros Guadalinfo para identificar grupos específicos de mujeres.

*********************************************************************************************************

Otro aspecto del contexto ha sido el doble periodo electoral vivido en Andalucía: elecciones al Parlamento de Andalucía (22 de marzo de 2015) y elecciones municipales (24 de mayo de 2015). Ambos momentos electorales paralizan algunas actuaciones sobre todo las relacionadas con las adhesiones a la Red Comparte por parte de los Ayuntamientos. También algunos dinamizadores locales están supeditados a los resultados de las elecciones municipales y les cuesta organizar grupos y otros se sienten paralizados y prefieren no organizarlos.

Esta propuesta se ha visto marcada también por la crisis, evidente y manifiesta durante los talleres, en donde a veces se concluía más con quejas, expresión y desahogo como aportaciones a las ideas.

Las redes sociales como espacios de comunicación, interacción, publicación y actualidad de los movimientos sociales, plataformas ciudadanas, ONG, iniciativas ciudadanas, asuntos que confluyen con la intención del proyecto. Son oportunidades, retos y también pueden verse como iniciativas similares a Comparte.

Unido a lo anterior se plantean dificultades para la campaña de comunicación ya que los medios se ven afectados por reducciones de plantilla en todas las secciones, especialmente en los pocos medios que quedan con programas relacionados con la cooperación y la solidaridad.

Surgen y nacen propuestas y proyectos similares, impulsadas por otras organizaciones, y que no logramos crear sinergias porque algunas iniciativas nos ven como rivales.


La Junta de Andalucía está elaborando la Ley de Comunicación Audiovisual. CIC Batá a través del Foro Andaluz de Educación, Comunicación y Ciudadanía participa en ese proceso, defendiendo la promoción del derecho a la información y comunicación de la ciudadanía. Entre los puntos clave del Foro, podemos destacar la promoción de la alfabetización mediática.




INTERNO

Esta propuesta se basa en la experiencia acumulada por CIC Batá en la gestión de tres Centros de Acceso Público a Internet (CAPI) desde el 2007, en colaboración con la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, en la ciudad de Córdoba, (Moreras, Palmeras y San Martín de Porres), siguiendo la línea estratégica de Batá de alcanzar una sociedad inclusiva, haciendo énfasis en la sociedad del conocimiento y de la información. Trabajar para reducir la brecha digital existente en Andalucía, labor dirigida a la población en general, pero poniendo la tilde en mujeres, mujeres discapacitadas, personas inmigrantes, discapacitados en general, personas mayores y personas en riesgo de exclusión social, con especial atención a las personas privadas de libertad en tercer grado y jóvenes de centros de menores.

Aparte de la labor de alfabetización digital, los centros TIC que gestiona Batá son lugares para la construcción de ciudadanía. La educación para el desarrollo -línea estratégica de CIC Batá- se va incorporando en algunas actividades de estos centros, como es la elaboración de un programa de radio en Moreras, hecho por mujeres sobre mujeres, la Muestra de Documentales y Cine Social La Imagen del Sur y Enlazando Culturas en el CAPI de Palmeras y Moreras, la celebración de días específicos, como el día de la no violencia de género, entre otros.

Esta iniciativa enlaza además con otras acciones constantes en CIC Batá como son la elaboración de materiales didácticos y otras acciones de EpD en el ámbito formal, no formal e informal que con todo ha impulsado la Red de Recursos de Educación y Comunicación para el desarrollo de la provincia de Málaga, Córdoba y Sevilla.

A nivel interno, esta propuesta se ubica en el área de Educación, Comunicación y Cultura, donde se ha conformado un equipo interdisciplinar para el desarrollo del mismo, contando con dinamizadoras con perfil comunicador en las provincias de Córdoba, Sevilla y Granada. Para el área se ha dado continuidad a un proyecto innovador.

CIC Batá cierra a finales de 2014 la delegación de Sevilla.